Webs que venden

Webs que venden

Diseñamos páginas que automatizan el proceso de venta, destacan entre tu competencia y están diseñadas para enamorar a tu público objetivo.*

Así, tú puedes centrarte en conseguir tráfico con la tranquilidad de quien sabe que su web convertirá esas visitas en ventas.

¿Tú sabes quién era Abundio?

Pues un fulano que vendió la moto para comprar gasolina y que fue a vendimiar y se llevó uvas de postre

 

Mira,

si tu web no tiene visitas, tienes un problema.

Pero si estás recibiendo visitas y no se convierten en clientes, estás perdiendo dinero.

 

Nuestra propuesta es esta:

Gasta menos, y vende más.

Si te interesa,
en 37 segundos vas a comprobar cómo son las páginas que venden y atraen mejores clientes

De hecho,

te invito a que visites 100 webs y si encuentras 1 sola que tenga esto que te cuento, ya has tenido un día sorprendente.

*Si no es cierto lo que digo, pues te das de baja y listo,
es fácil y gratis, como darse de alta.

9 ideas imprescindibles que tienen las webs que más venden

El responsable de tus datos y de los 9 correos que vas a recibir soy yo, Juan La Mina. Si no te gustan me lo dices y te devuelvo el dinero.

La finalidad del formulario que vas a rellenar (por si no estuviera suficientemente clara en la web), es hacerte llegar una información única y exclusiva que te ayudará a identificar fácilmente, con ejemplos y en muy poco tiempo, qué tienen las webs que de verdad ganan dinero y consiguen los clientes que quieren en este circo llamado internet.

Si no es cierto lo que digo, en todos los correos que enviamos las personas que meamos sentadas (porque sabemos que es lo más higiénico, cómodo y podemos consultar el móvil mientras miccionamos), siempre hay un enlace al final para borrarse.

En cualquier caso, debe quedar claro que esta información que aspira a volarte la cabeza, que no encontrarás en ningún otro sitio, y que vamos a compartir contigo, no es gratis. Te la enviamos a cambio de tu correo electrónico y nos la pagas con la posibilidad futura de contratarnos o recomendarnos cuando termines de leerla. Si te gusta y te entretiene claro…  En ese caso habremos triunfado… si no lo consigo, pues palmamos la inversión. Ese es el trato.

Si de alguna manera algo de todo esto te ofende o te molesta, o incluso si eres susceptible a ofenderte, no te suscribas por favor, que para quejarse ya están mis hijos.

Por último, aunque es obvio que no vamos a compartir tu correo con nadie, si por lo que sea, quieres desesperadamente borrar tu huella en internet (o tienes sospechas de que podemos estar compartiendo tu correo con la mafia de los take away de ensaladas y comida sana), todo controlado, porque gracias a esta ley tan bien pensada para las empresas pequeñas (como todas), estamos obligados a comunicarte que tienes derecho a acceder, rectificar, modificar o suprimir tus datos escribiéndonos al correo que encontrarás en nuestra página de política de privacidad y que se supone que te has leído antes de suscribirte.

Nada más por aquí. Si te ha sorprendido la palabra miccionar en un texto sobre protección de datos, vas a flipar con lo que te espera dentro. O igual no. Tu verás.

Verás,

te contaré una cosa que pocos descubren y lo mismo te interesa:

La mayoría de páginas web no funcionan porque están hechas por inercia...

son – todas – iguales.

mismos menús, mismas páginas, misma arquitectura, mismo modelo de negocio, mismos plugins, mismos textos, mismos recursos...
mismo modelo de negocio, mismos plugins, mismos textos, mismos recursos, mismos menús, mismas páginas, misma arquitectura, ...
mismos plugins, mismos textos, mismos recursos, mismos menús, mismas páginas, misma arquitectura, mismo modelo de negocio,mismos plugins, mismos textos, mismos recursos, mismos menús, mismas páginas, misma arquitectura, mismo modelo de negocio...

(eso cuando directamente no son plantillas…)

Y claro,

hoy en día esto es un problema muy gordo porque,

aunque no lo sabemos,

estamos más expuestos que nunca a cosas bien hechas.

Esto no es el internet de 2012, hoy en día los usuarios tenemos el morrito fino.

  

Piénsalo, 

Cuando entras a una web, si no percibes calidad suficiente o huele a marketing, te vas.

Cuando sientes que lo que allí se cuenta no tiene nada que ver con tus movidas o no entiendes lo que hay que hacer, te vas también.

Y es muy loco, porque ¡lo decides en segundos!

(de hecho, que hayas llegado hasta aquí leyendo es toda una hazaña)

 

 

El listón se ha elevado y si te presentas con algo cutre, pobre o de mala calidad, por mucho SEO, por mucho tráfico que compres o por bueno que sea tu producto, es fácil que te lo comas.

Ahora más que nunca, pero sobre todo

antes de tirar el dinero en redes y campañas de tráfico,

necesitas calidad, destacar y que tu público sienta rápidamente que eres tú, por encima de todos los demás, quien puede ayudarles a solucionar sus deseos…

Puedes pensar que exagero,

o te puedo explicar de forma muy sencilla cómo se hace para destacar entre tu competencia y que tu público objetivo sienta rápidamente que eres tú, por encima de todos los demás, quien puede ayudarles a solucionar sus deseos:

En “9 ideas imprescindibles para tener una web que vende” encontrarás:

Y lo mejor de todo:

y además como extra te enseñaré el caso de la empresa con la que más ventas tuvimos el año pasado aplicando todo lo que te explico para que puedas verlo todo en la práctica.

Sin exagerar, esto es lo típico que si no lees antes de contratar una web te arrepientes…

Las 9 ideas imprescindibles para tener una web que vende

El responsable de tus datos y de los 9 correos que vas a recibir soy yo, Juan La Mina. Si no te gustan me lo dices y te devuelvo el dinero.

La finalidad del formulario que vas a rellenar (por si no estuviera suficientemente clara en la web), es hacerte llegar una información única y exclusiva que te ayudará a identificar fácilmente, con ejemplos y en muy poco tiempo, qué tienen las webs que de verdad ganan dinero y consiguen los clientes que quieren en este circo llamado internet.

Si no es cierto lo que digo, en todos los correos que enviamos las personas que meamos sentadas (porque sabemos que es lo más higiénico, cómodo y podemos consultar el móvil mientras miccionamos), siempre hay un enlace al final para borrarse.

En cualquier caso, debe quedar claro que esta información que aspira a volarte la cabeza, que no encontrarás en ningún otro sitio, y que vamos a compartir contigo, no es gratis. Te la enviamos a cambio de tu correo electrónico y nos la pagas con la posibilidad futura de contratarnos o recomendarnos cuando termines de leerla. Si te gusta y te entretiene claro…  En ese caso habremos triunfado… si no lo consigo, pues palmamos la inversión. Ese es el trato.

Si de alguna manera algo de todo esto te ofende o te molesta, o incluso si eres susceptible a ofenderte, no te suscribas por favor, que para quejarse ya están mis hijos.

Por último, aunque es obvio que no vamos a compartir tu correo con nadie, si por lo que sea, quieres desesperadamente borrar tu huella en internet (o tienes sospechas de que podemos estar compartiendo tu correo con la mafia de los take away de ensaladas y comida sana), todo controlado, porque gracias a esta ley tan bien pensada para las empresas pequeñas (como todas), estamos obligados a comunicarte que tienes derecho a acceder, rectificar, modificar o suprimir tus datos escribiéndonos al correo que encontrarás en nuestra página de política de privacidad y que se supone que te has leído antes de suscribirte.

Nada más por aquí. Si te ha sorprendido la palabra miccionar en un texto sobre protección de datos, vas a flipar con lo que te espera dentro. O igual no. Tu verás.

Importante: No es para cualquiera que quiera “una web”. Es solo para negocios y marcas, que quieren y saben qué valor tiene diferenciarse.

A partir de ahí, te aviso que también compartimos muy a menudo consejos y experiencias sobre diseño, marca, tecnología y ventas que probamos y ponemos en práctica en nuestros proyectos y con nuestros clientes. Entre todo igual hasta te sirve algo.

Pero vamos, que si ves que son cosas que tú ya sabes, darse de baja es gratis.

¡Ojo!

¿Estás aceptando consejos de diseño, marca y ventas de un estudio que lo primero que hace no es pasarte su portfolio por la cara?

Mira,

en La Mina hemos trabajado y mantenemos marcas muy potentes y muy conocidas,

– en sectores como Joyería, fondos de inversión, juego, despachos profesionales, startups, bodegas, nutrición, museos, inmobiliaria,  administración pública, desarrollo de software a medida, franquicias, restauración, universidades, hoteles, tiendas online, modelos de suscripción… 

y cuando digo trabajar me refiero a trabajar de verdad; y cuando digo potentes y conocidas es porque algunas facturan unos cuantos millones de euros al año… 

pero en nuestra página hemos decidido no mendigar tu atención con sus logos.

Si quieres saber cuáles son, y nuestros secretos de diseño con ellas, primero tendrás que suscribirte.

 

 

La verdadera razón para hacer esto es que solo atendemos 9 proyectos web al año y nuestra tarifa mínima para involucrarnos en un proyecto web nuevo son 12.000€.

Antes de que ninguno de los dos pierda el tiempo o queramos trabajar juntos por la razón equivocada, esta web nos hace de filtro a los dos para saber con quién hablamos.

 

 

Si quieres saber cómo conseguimos que marcas que ya están vendiendo,

aumenten sus ventas gastando el mismo presupuesto en marketing, SEO y redes sociales…

contesta a la pregunta👇

Si te diera a elegir entre una web nueva o aumentar tus ventas ¿necesitarías la web?.

No te digo más.

9 ideas imprescindibles para tener una web que vende.

El responsable de tus datos y de los 9 correos que vas a recibir soy yo, Juan La Mina. Si no te gustan me lo dices y te devuelvo el dinero.

La finalidad del formulario que vas a rellenar (por si no estuviera suficientemente clara en la web), es hacerte llegar una información única y exclusiva que te ayudará a identificar fácilmente, con ejemplos y en muy poco tiempo, qué tienen las webs que de verdad ganan dinero y consiguen los clientes que quieren en este circo llamado internet.

Si no es cierto lo que digo, en todos los correos que enviamos las personas que meamos sentadas (porque sabemos que es lo más higiénico, cómodo y podemos consultar el móvil mientras miccionamos), siempre hay un enlace al final para borrarse.

En cualquier caso, debe quedar claro que esta información que aspira a volarte la cabeza, que no encontrarás en ningún otro sitio, y que vamos a compartir contigo, no es gratis. Te la enviamos a cambio de tu correo electrónico y nos la pagas con la posibilidad futura de contratarnos o recomendarnos cuando termines de leerla. Si te gusta y te entretiene claro…  En ese caso habremos triunfado… si no lo consigo, pues palmamos la inversión. Ese es el trato.

Si de alguna manera algo de todo esto te ofende o te molesta, o incluso si eres susceptible a ofenderte, no te suscribas por favor, que para quejarse ya están mis hijos.

Por último, aunque es obvio que no vamos a compartir tu correo con nadie, si por lo que sea, quieres desesperadamente borrar tu huella en internet (o tienes sospechas de que podemos estar compartiendo tu correo con la mafia de los take away de ensaladas y comida sana), todo controlado, porque gracias a esta ley tan bien pensada para las empresas pequeñas (como todas), estamos obligados a comunicarte que tienes derecho a acceder, rectificar, modificar o suprimir tus datos escribiéndonos al correo que encontrarás en nuestra página de política de privacidad y que se supone que te has leído antes de suscribirte.

Nada más por aquí. Si te ha sorprendido la palabra miccionar en un texto sobre protección de datos, vas a flipar con lo que te espera dentro. O igual no. Tu verás.

Importante: No es para cualquiera que quiera “una web”. Es solo para negocios y marcas, que quieren y saben qué valor tiene diferenciarse.

A partir de ahí, te aviso que también compartimos muy a menudo consejos y experiencias sobre diseño, marca, tecnología y ventas que probamos y ponemos en práctica en nuestros proyectos y con nuestros clientes. Entre todo igual hasta te sirve algo.

Pero vamos, que si ves que son cosas que tú ya sabes, darse de baja es gratis.